¿CÓMO TERMINA OPERACIONES UNA EMPRESA?

Normalmente leemos cómo abrir una empresa, y todo el proceso que ello implica, pero muy pocas veces pensamos en cerrar una y lo simple o complejo que puede ser.

Cuando se toma la decisión de cerrar una empresa de forma definitiva implica más que “dejar de abrir el local o negocio”, ya que existen obligaciones que deben cumplir los ciudadanos antes de hacer un cierre definitivo.

Para evitar problemas con autoridades fiscales o cualquier otra autoridad gubernamental, se debe tener en cuenta lo siguiente:

1. El primer paso es fundamental, los socios, empresarios o relativos competentes, deben realizar la asamblea de disolución (acto jurídico en donde la sociedad suspende el desarrollo de su actividad social y entra en el proceso para finiquitar su operación y llegar a la liquidación final)¸ y posteriormente la asamblea de liquidación.

2. Posteriormente, el o los representantes deben acudir a tramitar la “baja” en el Servicio de Administración Tributaria respectivo.

3. Después de la liquidación y la notificación ante el SAT, es importante notificar al Seguro Social para tramitar la baja en el registro patronal.

4. En la asamblea, la sociedad debe nombrar a un “liquidador”, que tendrá estas funciones:

Terminar con los negocios pendientes de la sociedad.

Vender los activos.

Liquidar a los empleados.

Pagar deudas con proveedores y los créditos que la empresa tenga.

Pagar los impuestos pendientes y las cuotas obrero-patronales.

En caso de que sobre algún remanente, hacer el reintegro a los socios el importe de su aportación a valor actual.

5. El trámite se debe inscribir en el Registro Público de Comercio – (se encarga de brindar seguridad y certeza jurídica a través de la publicidad de los actos jurídicos mercantiles relacionados con los comerciantes y que conforme a la ley, lo requieran para surtir efectos contra terceros) -.

6. Cuando se decide finalizar las operaciones de cualquier empresa, es se suma importancia, notificar directamente a los proveedores y clientes, con certeza y precisión.

El 25 de julio de 2018 en el ordenamiento jurídico de nuestro país se reformaron disposiciones de la Ley General de Sociedades Mercantiles, las cuales ahora permiten un procedimiento simplificado de disolución y liquidación para las empresas.

Este nuevo procedimiento tiene como beneficios:

  • Es sencillo y sin costo, ya que se realiza en línea.
  • Disminuye los tiempos.
  • Se realiza en un solo sistema informático.
  • Es seguro y con certeza jurídica.
  • Reduce las cargas corporativas.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Sobre nosotros

Somos una firma de asesores de amplia experiencia, con el objetivo de brindar servicios de calidad en las áreas fiscal, jurídica, contable y administración.

Recientes

Kupfer

Confian en nosotros

© 2018 All rights reserved Kupfer Tax Services

Abrir chat
1
Expertos colaborando contigo
Powered by